mUÑECO BLANCO CONMICRO Y CASCO ESCRIBIENDO EN UN PORTATIL

LA CIBER-TERAPIA: UNA ALTERNATIVA A LA PSICOTERAPIA TRADICIONAL AL ALCANCE DE TODOS


1. Introducción
El uso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) se ha generalizado y hoy en día
es común y rutinario el uso del ordenador, Internet, la telefonía móvil e incluso la realidad virtual. Todas estas
herramientas han abierto un enorme campo de posibilidades en todas las áreas de la vida de una persona. Por ejemplo, en el área laboral se realizan videoconferencias entre dos puntos del globo, en el área social nos relacionamos a través de internet en “redes sociales” como Facebook y en el ámbito de la salud, ya hay aplicaciones informáticas tanto en el campo de la telemedicina como en el de la psicología clínica que nos ayudan en el diagnóstico o el tratamiento de enfermedades. Estas nuevas formas de interaccionar han permitido dar un nuevo aire a la terapia llevada a cabo de forma tradicional y permitir alternativas de terapia a personas que de otro modo no podían acercarse a ella de otra forma que no fuera mediante videoconferencias, mails o incluso telefonía.
Actualmente, uno de los campos que más se abre camino en el uso de las TICs en psicología clínica es la incorporación de Internet al trabajo del terapeuta (Soto-Pérez, Franco, Monardes y Jiménez, 2010). El uso de Internet en psicoterapia implica una serie de términos que conceptualmente podrían dar lugar a confusión. Para evitarlo en la medida de lo posible, vamos a diferenciar los 2 términos que, por lo general, son los más confundidos entre sí:
1. El término telepsychology (tele-psicología) se ha utilizado para referirse al uso de las tecnologías de
telecomunicación que permiten poner en contacto a los pacientes con profesionales de la salud para mantener
contacto más fluido mediante el correo electrónico y/o el teléfono, siempre como complementos de la terapia
convencional. En función de esto, se definió a la tele-psicología como una rama de la tele-asistencia, con
características similares a las de la tele-medicina (Rey, Alcañiz & Lozano, 2004; Castelnuovo, Gaggioli & Riva,
2002), siendo "la distancia" entre el prestador del servicio de salud y quien lo demanda la característica esencial del sistema. El prefijo “tele” indica la distancia física-espacial entre el prestador del servicio y el receptor o beneficiario del mismo.
2. El término cyber-therapy o e-therapy (ciber-terapia o e-terapia), se ha utilizado como rama de la ciber-psicología (cyber-psychology) o psicología del ciberespacio. Ciber-terapia describe el uso de tecnologías avanzadas como complemento de distintas formas de psicoterapia (Wiederhold & Wiederhold, 2005), donde la característica esencial no es la distancia paciente-terapeuta, sino el uso de las nuevas tecnologías para diagnóstico, consultas, supervisión, información, educación e intervención psicoterapéuticas.
La ciber-terapia es de todos ellos, el más preciso y apropiado para a las práctica de la psicoterapia psicológica
tal y como la entendemos desde una perspectiva tradicional “cara a cara”. Su definición entonces, es: Aplicación de una psicoterapia en la cual la interacción paciente-terapeuta está mediada por herramientas tecnológicas de comunicación e información.
También es el uso de tecnologías informáticas y comunicacionales con la finalidad de aplicar de manera novedosa formas tradicionales de psicoterapias.
En ambos casos, la característica central no es la distancia paciente-terapeuta, sino las ventajas de la comunicación sincrónica (al mismo tiempo) y asincrónica (en distintos momentos en el tiempo) de las prestaciones de Internet y los teléfonos móviles y la posibilidad de generar entornos virtuales mediante Realidad Virtual, con el fin de potenciar los beneficios de la psicoterapia tradicional (Luque, 2007).
Es decir, la ciber-terapia ha resultado ser una herramienta para facilitar la accesibilidad a los tratamientos psicológicos, sin dejar de lado la estructura teórica, el modelo de funcionamiento y los objetivos terapéuticos de la psicoterapia tradicional (Luque, 2009).
 

2. ¿Por qué utilizar la ciber-terapia?
Hay básicamente dos razones por las que se emplea la ciber-terapia: porque su aplicación brinda mayores
beneficios que el tratamiento psicoterapéutico tradicional o porque no hay alternativa posible.
La ciber-terapia ha obtenido resultados significativos en el tratamiento de trastornos de ansiedad y fobias, en
desórdenes de la alimentación, en dismorfofobia, ante procedimientos médicos dolorosos o displacenteros y como apoyo en rehabilitación neuropsicológica. También se han llevado a cabo estudios en relación a adicciones, manejo del estrés, depresión, déficit atencional y también con agresores sexuales (Galimberti et al, 2006; Manzini et al, 2008; Morganti, 2006; Pioggia et al, 2008; Rose et al, 1998; Wiederhold & Wiederhold, 2005).
No se trata de una nueva psicoterapia, sino de modificaciones en el medio (ya que se utilizan las TICs en vez del “cara a cara”) en su implementación (Luque, 2009). En todos los casos, las aplicaciones de ciber-terapia se apoyan en los recursos de la psicología utilizando de este modo, al igual que en la terapia tradicional, el formato de ciberterapia
individual, grupal, autoayuda, etc. en función de las necesidades de cada caso.
Así, si analizamos las ventajas y las limitaciones del uso de la ciber-terapia en comparación con la eficacia ya
probada de la terapia cognitiva tradicional, encontramos las siguientes ventajas y limitaciones:
 

VENTAJAS
1. Menor coste
2. Acceder a colectivos aislados, lejanos
físicamente, problemas de movilidad, etc.
3. Continuidad de acceso, mayor seguimiento,
prevención de recaídas, etc.
4. Mayor flexibilidad
5. Uso de mails entre sesiones
6. Comodidad
7. Ahorro de tiempo
8. No hay diferencias en rapport o aspectos de
comunicación
9. Alto grado de sentido de presencia en las
sesiones
10. Seguimiento del caso más pormenorizado
11. Puntualidad

DESVENTAJAS

1. Incidencias técnicas
2. Más trabajo: más mails, preparación de material
escrito, envío de material en el tiempo acordado
con el paciente
3. Requiere más atención y detalle del marco
formal de la terapia (confidencialidad,
consentimiento, pago de los honorarios, etc) y
aspectos informales (dónde nos conectamos, en
qué condiciones, etc.)
4. Prejuicios, mitos, temores acerca de las TICs

Tal y como se ve, son más las ventajas que las desventajas en la aplicación de las TICs y, tras los diferentes estudios realizados, hay suficiente evidencia científica que apoya el hecho de que internet puede incorporarse en la práctica clínica como una herramienta muy útil y su poco uso no está justificado (Soto-Pérez, Franco, Monardes, & Jiménez, 2010)


3. Consideraciones finales
El abaratamiento de los costes de las diversas herramientas tecnológicas, la popularización de la telefonía móvil
y los SMS, las videoconferencias a través de plataformas gratuitas por medio de internet, así como el desarrollo
permanente de nuevos dispositivos de tecnología, están incrementando las posibilidades de aplicar ciber-terapia en contextos psicoterapéuticos.
Así, el rechazo para la implementación de la ciber-terapia en nuestro ámbito no se sostiene por criterios lógicos y responde básicamente a prejuicios y mitos que aún están por derribar. No obstante, si consideramos que las TICs pueden ampliar los caminos por los cuales se pueden ofrecer tratamientos psicológicos a quienes los necesiten por el motivo que sea, es lógico esperar que los psicólogos realicen un esfuerzo e innoven su praxis terapéutica incorporando las TICs, aprovechando todos los beneficios que conllevan y luchando por superar los obstáculos que se interpongan.


4. Bibliografía
· Castelnuovo, G; Gaggioli, A; & Riva, G. (2002). "Cyberpsychology meets of clinical psychology: the emergence
of e-therapy in mental health care". En G.Riva & C.Galimberti (eds). Towards CyberPsychology: Mind,
Cognitions and Society in the Internet Age. Ámsterdam: IOS Press.
· Galimberti, C; Belloni, G; Cattaneo, MA; Grassi, M; Manias, V; Menti, L. (2005). "An integrated approach to the
ergonomic analysis of VR in Psychotherapy: Panic Disorders, Agoraphobia and Eating Disorders". En Riva, G;
Botella, C; Legeron, P, & Optale, G. (Eds). Cybertherapy. Ámsterdam: IOS Press.
· Luque, L. (2007). Ciberterapia. En R.Risso y otros (2007). Comprender las psicoterapias. Buenos Aires: RV
Ediciones.
· Luque, L. (2009). Ciberterapia y realidad virtual en terapia psicológica. Revisto de electrónica de Psicología
Científica. En http://www.psicologiacientifica.com/bv/psicologia-405-1-ciberterapia-y-realidad-virtual-en-terapiapsicologica.
html
· Manzini, G; Gorini, A; Preziosa, A; Pagnini, F; Castelnouvo, G; Molinari, E; & Riva, G. (2008). "New
Technologies and Relaxation: an explorative study on Obese patients with emotional eating". Journal of
Cybertherapy and Rehabilitation, 1(2): 182-192.
· Morganti, Fr. (2006). "Virtual interaction in cognitive neuropsychology". Riva, G; Botella, C; Legeron, P, & Optale,
G. (Ed.), Cybertherapy. Ámsterdam: IOS Press.
· Pioggia, G; Igliozzi, R; Sica, M; Ferro, M; Muratori, F; Ahluwalia, A; & De Rossi, D. (2008). "Exploring Emotional
and Imitational Android-based interactions in Autistic Spectrum Disordes". Journal of Cybertherapy and
Rehabilitation, 1(1): 49-61.
· Rey, B; Alcañiz, M; & Lozano, J. (2004). New Technologies for providing remote psychological treatments. Riva,
G;
· Rose, F; Attree, E; Brooks, B; & Jonson, D. (1998). Virtual Environments in brain damage rehabilitation: a
rationale from basic neuroscience. En G.Riva, B.Wiederhold, & E.Molinari (Ed.) Virtual Environments in Clinical
Psychology and Neuroscience. Amsterdam: IOS Press.
· Soto-Pérez, F., Franco, M., Monardes, C., & Jiménez, F. (2010). Internet y Psicología clínica: Revisión de las
ciber-terapias. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica, 1 (15), 19-37;
· Wiederhold, B. & Wiederhold, M. (2005). "The future of the Cybertherapy: improved options with advanced
technologies". Riva, G; Botella, C; Legeron, P, & Optale, G. (Ed.). (2006). Cybertherapy. Ámsterdam: IOS Press.

smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon
 
Acceso Consultas Online



Facebook Psicología
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
                Nivel Doble A de Conformidad con las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0(WCAG 1.0)

El presente proyecto, con número de referencia: TSI-040200-2009-51, ha sido cofinanciado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011.